Característica y uso de los contratos comerciales

Los contratos mercantiles son contratos bilaterales que suelen usarse entre compañías y proveedores para fijar obligaciones y responsabilidades con el fin de evitar inconvenientes e incumplimientos en las relaciones comerciales.

Hay de distinto tipos, entre los más comunes se encuentran los contratos de arriendo de inmuebles, infraestructura, insumos, contratación de servicios de imagen corporativa, hasta el uso de vehículos o franquicias con grandes empresas.

 

contratos-comerciales

 

Características de los contratos comerciales


Por lo general los contratos comerciales suelen redactarse según las necesidades y la relación que exista entre la compañía y el proveedor de bienes o servicios. De modo tal que cada contrato cuenta con sus propias características y cláusulas. Sin embargo, existe una serie de elementos e información imprescindible que debe ser incorporada a la hora de celebrar un contrato de este tipo.

 

De este modo, se deberá indicar:

 

  • La información básica del proveedor de bienes o servicios: nombre de la empresa, RUT comercial, dirección comercial y datos del representante legal.
  • La autorización del representante legal para suscribir contratos a nombre del cliente. Para esto se deberá incluir su nombre, apellido, RUT, teléfono y cargo.
  • Los datos del usuario o empresa que está contratando el bien o servicio, es decir, la razón social RUT, nombre de fantasía, giro comercial, domicilio, comuna y región.
  • Las condiciones: duración del contrato, multas en caso de incumplimiento, derechos y obligaciones de las partes, etc. Todo esto debe ser leído en detalle para evitar malos entendidos.
  • Un anexo de contrato donde se especifiquen los bienes o servicios ofrecidos. Asimismo, es imprescindible incluir las tarifas y un mandato de pago automático de alguna entidad bancaria en caso de que la metodología de paso sea de esa manera.


Consideraciones al crear un contrato comercial estándar entre empresas

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de escriturar un contrato comercial son las necesidades, servicios y responsabilidades a la que se suscribirá tanto la compañía como el proveedor.

Si bien es cierto que existen muchos contratos tipos para formalizar contrataciones de compraventa (nacional o internacional de mercaderías, insumos, distribución, proveedores de servicios externos, etc), siempre resulta favorable que la escritura sea revisada por un abogado. De este modo se evitan malos entendidos y es posible exigir de forma más fácil y expedita que se cumplan las obligaciones en caso de incumplimiento.

que-son-contratos-comerciales

 

No hay que olvidar que todo contrato legalmente celebrado es ley para las partes. Esto permite que los interesados puedan pactar libremente las condiciones que regirán su relación comercial, dándole fuerza de ley a las mismas.

 

¡Conoce más de Mis Abogados!

 

 

 

 

 

 

 



Deja tu comentario